domingo, 28 de octubre de 2012

Arroyo vibra con el temple de Juan Pablo

Jesús Emrique Colombo corta una oreja

Jorge Raúl Nacif | Foto: JRN
Sábado, 27 de Octubre del 2012 | México, D.F.
      
Y desorejó a un buen ejemplar de Paraíso Escondido
           
Juan Pablo Herrera firmó una faena muy templada y plagada de momentos emotivos, misma que le valió cortar las dos orejas y salir en volandas, con lo que se constituyó como el máximo triunfador del último festival de aspirantes a novilleros en la Plaza Arroyo.

Este joven prospecto hidrocálido, que ya había dejado gratas sensaciones en esta plaza hace algunas semanas, aprovechó la estupenda clase del ejemplar de Paraíso Escondido, denominación de Julián Hamdan, que salió al ruedo un tanto acalambrado pero que, de forma acertada, la autoridad decidió dejarlo en el redondel.

Echándole gusto y afición, Juan Pablo cubrió bien el segundo tercio y, tras algunos muletazos de tanteo, comenzó a torear con mucha suavidad y sin forzar las embestidas del eral, que poco a poco fue desparramando una gran calidad por ambos pitones, pues acudía a la sarga con nobleza y recorrido, mientras los acordes de la "Pelea de gallos" le ponían más sabor al ambiente.

Y si los derechazos le fueron muy coreados por la belleza en su ejecución, los naturales resultaron de calado superior, sobre todo en una de las tandas cuando le dio mucha dimensión al trazo con la zurda. El de Paraíso Escondido, como buen astado mexicano, fue a más y le permitió al hidrocálido eslabonar una faena tan larga como templada, poniéndole gusto a cada una de las suertes hasta llegar a torear en redondo y rematando con estoicas bernardinas.

Con mucha determinación se fue tras la espada para dejar tres cuartos de ración de acero que fue suficiente para que le fueran otorgadas las dos orejas, mientras todavía un sector del público solicitaba el rabo. Una sonora ovación acompañó el camino del ejemplar hacia el destazadero, burel que bien pudo haber merecido un arrastre lento pues tuvo mucha calidad, y Juan Pablo dio la vuelta en compañía del ganadero Julián Hamdan.

Jesús Enrique Colombo ratificó las buenas maneras que ya había dejado patentes en este mismo escenario. El venezolano sortéo a un ejemplar de Mar de Nubes, el cual rompió a bueno tras tener una salida un tanto incierta y no pelear del todo en el primer encuentro con el caballo, aunque en el segundo se arrancó de largo y fue el que dio mejor juego con el montado.

El joven espada suramericano se puso en el sitio y, luego de cubrir el segundo tercio y llevarse una fea voltereta, estructuró un trasteo interesante en el que brillaron algunos pasajes con la muleta en la diestra, llevando bien toreadas las embestidas y sin descomponer la figura, echándole tipo y aderezando con estéticos cambiados de mano. Una estocada entera y un descabello, con aviso entreverado, para pasear una oreja bien ganada.

El que también tocó pelo fue Alexis Garay, de Aguascalientes, que enfrentó al de San Judas Tadeo, un eral que no fue fácil y que por momentos doblaba contario, mismo que requería ser llevado muy sometido. El chaval lo entendió y, cuando le dejaba la muleta puesta y se quedaba en el sitio, le endilgaba derechazos que le fueron muy coreados y que, seguramente, le llenaron de satisfacción dadas las complicaciones de su enemigo.

Garay tiró de raza y no se vino abajo tras un par de sustos, sino que siguió pisándole los terrenos al ejemplar, simpre cruzado y pensando delante de la cara del astado. Bien se fue tras el acero y le recetó un espadazo que hizo rodar al ejemplar, lo cual motivó a la petición de oreja, trofeo concedido por el juez.

Ángel Giovanni "Platerito" lanceó bien a la verónica y le colocó adecuadamente las banderillas a un ejemplar de Olivares que fue serio y que daba la impresión de ser un toro, pero de esos que no crecen mucho y dan el peso de novillos. El ejemplar llegó al tercer tercio sin mucho fuelle y salía suelto de los muletazos, por lo que el zacatecano no pudo más que estar esforzado.

El coahuilense Abraham Marín despachó un burel de De Haro al que le recetó una bonita media verónica en su intervención capotera. Ya con la muleta, se quedó quieto al ligar derechazos que tuvieron eco en los tendidos y algunos trazos al natural, pero sin redondear la faena mientras que el cárdeno fue también a menos y terminó complicando el tema.

Abrió plaza Héctor Gutiérrez, uno de los triunfadores de la categoría de 14 años y que lidió a la portuguesa un eral de Sergio Rojas que resultó muy agarrado al piso y que, ya en la faena de muleta, prácticamente no tuvo un pase debido justamente a lo tardo que resultó. El hidrocálido mostró actitud y el público le reconoció su esfuerzo.
Ficha
México, D.F.- Plaza Arroyo. Poco más de media entrada.Octavo y último festival de aspirantes a novilleros. Seis erales de varias ganaderías, en este orden: Sergio Rojas, De Haro, San Judas Tadeo, Paraíso Escondido, Olivares y Mar de Nubes, de buen apresencia y juego variado, entre los que destacó el 4o., por su clase y nobleza. No se anunciaron pesos. Héctor Gutiérrez, a la usanza portuguesa: Vuelta. Abraham Marín: Palmas tras dos avisos. Alexis Garay: Oreja. Juan Pablo Herrera: Dos orejas. Ángel Giovanni "Platerito": Palmas tras aviso. Jesús Colombo: Oreja tras aviso.